Logo Serlingo

Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿NECESITAS UN PRESUPUESTO?

Acepto la política de privacidad

Como Limpiar Los Muebles De Tu Empresa

Limpiar los muebles es una tarea esencial para mantener nuestra oficina. Es importante que siempre este limpio y muchas veces los muebles son los grandes olvidados ya que siempre se piensa en el suelo, ventanas, pero no en los armarios o mesas.

La limpieza de los muebles de tu  empresa.

Los muebles de la oficina estan generalmente recubiertos con resina o materiales laminados. En estos casos, para obtener un buen resultado se va a utilizar agua y amoníaco. Llenamos un cubo de agua y dos tercios, y añadimos un “poco de amoniaco: poco, recomendamos. Para no equivocarnos con la cantidad un buen truco es llenar la tapa de la botella de amoniaco y verter el contenido en el cubo donde ponemos el agua y a  frotar los muebles. Una vez que limpiamos  los muebles hay  secarlos. La mejor manera es con un paño limpio y seo.

Puede suceder que nuestros muebles sean lacados de  madera más simple,  y no barnizado. En este caso debemos actuar de manera diferente debido a las superficies de madera son más delicados que los laminados o resina. Lo que necesitamos son siempre agua y amoníaco, pero en este caso el agua debe estar hirviendo, mientras que para el amoníaco debemos prestar atención a la dosis, porque una dosis excesiva de amoníaco podría arruinar la madera. La proporción ideal es de tres litros de agua hirviendo durante 50 mililitros (ml) de amoniaco. Así que hervimos el agua y luego tomamos un cubo grande y vertemos tres litros de agua. Con un recipiente de líquido (lo que suele llamarse “scoop”) contamos los 50 ml de amoniaco. Después limpiamos los muebles, con una esponja y secar con un paño limpio y seco.